La crítica en moda ( y en casi todo), es una de las herramientas mas poderosas de mejora y aprendizaje que existen, tanto la llamada crítica constructiva como la temida destructiva, todas ayudan a pensar y el pensar aporta seguridad y la seguridad minimiza riesgos.
Preguntar y preguntar mucho, es estar abierto a la critica y ello es una muestra de inteligencia, ya que te ayuda a pensar mas y mejor. Recuerdo la anécdota de como el presidente de Inditex preguntaba hasta a la señora de la limpieza.
Dos piensan mas y mejor que uno, y tres mas que dos. Todos ellos con sus opiniones comunes y diferentes hacen una tormenta perfecta de ideas con un resultado creativo increíble.
La crítica lleva a la autocrítica, en la que te examinas tú mismo con la mayor objetividad posible para poder aprender y mejorar.
Sí no sabes algo, pregunta y si crees que lo sabes, pregunta, seguro que aprendes algo.