En muchas empresas de moda hay una obsesión tanto en el momento de nacimiento como startup, como en procesos de transformación o turn-around en encontrar la piedra filosofal, el santo grial, aquello que te hace realmente único y diferente a todo y todos, aquello que por ser único te va a hacer vender de verdad: el llamado “unique value proposition”.

Poder encontrarlo es increíble y los elegidos que las descubrieron son genios ( ademas de muy ricos ).

Pero los mortales comunes como tu y yo, tenemos que transpirar mucho más y quizás buscar otras oportunidades únicas que, en mi opinion, son igualmente importantes.

Déjame que te cuente dos anécdotas: por una lado mi compra de patatas en amazon y por otro una compra online en una empresa de lujo de ropa de niños.

Cuando me llegaron las patatas en una caja desde mi querida Galicia, venían acompañadas de una nota donde se hacía mención al apellido gallego de mi mujer y a la procedencia de las patatas agradeciéndole la compra….wow…que sorpresa mas divertida con mensaje de “morriña” incluida….pensaba ¿Como sorprender vendiendo patatas gallegas? .., !! Que listo y que envidia sana!!, eso si que eso hace único el comprar unas simples patatas.

La otra cara de esta anécdota es la compra online en una empresa de ropa de niños de lujo y mi desagradable decepción de recibir una aburrida caja con un aburrido packaging y una maravillosa factura en un sobre sin mas…Una experiencia de cliente única también pero quizás la última.

Creo que no es necesario reinventar la rueda. Hay que cuidar esos pequeños detalles que te hacen o harán único y que con persistencia y perseverancia por hacer las cosas bien todos los días, te llevaran a ir creando una experiencia de compra mágica en tu negocio que te convertirá en único.

El producto personalizado, el perfume, el papel, la caja, la tarjeta, el conocer a tus clientes con un CRM potente, el poner amor y conseguir transmitirlo a tu cliente…eso si que es ( desgraciadamente ) único.

Estas distancias cortas con el cliente son una potente arma de las startups frente a los gigantes que por su altura ya “tocan de oídas” con él y casi no los ven perdidos en la inmensidad de sus cifras…pero cuidado, fíjate en el gigante Amazon que se alía con pequeños para llegar con cercanía a ellos.

Así que el primer unique value proposition de tu empresa eres TU