Ser autentico y coherente con tu modelo de negocio es esencial.

Muy a menudo trabajo con compañías de moda que me explican sus negocios, sus dudas, sus problemas y en el 100% de los casos se trata de un problema de coherencia entre lo que quieren ser y son, entre lo que piensan que son y están y donde realmente están y son. Entre lo que fueron cuando sus fundadores crearon sus compañías y lo que lo son hoy en realidad.

En una empresa de moda todo ha de funcionar como un reloj, donde cada pieza tiene una función especifica y donde todo esta diseñado para un fin único: dar la hora sin retrasos.

Siguiendo este símil del reloj, cada pieza esta conectada con otra, todo está integrado a modo de un solo mecanismo, sin espacios muertos, con orden y sincronización. Todo con un objetivo claro hacia un fin establecido.

Desgraciadamente en la mayoría de los casos me encuentro empresas con modelos de negocios que no se hablan con sus estrategias financieras, estrategias de producto que no se hablan con la tienda, o lo que es aun peor compañías que olvidan que las empresas son ante todo personas y que todo comienza y termina con ellos.

En un video las imágenes deben estar sincronizadas con el sonido ya que sino no se entiende la película.